Hits: 4104

MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN

 

 

Factores como la lactancia, pérdida de peso y la gravedad, hacen que los senos alteren sus dimensiones y su ubicación. Es normal que la mamoplastia de reducción vaya acompañada de una pexia mamaria, que es el nombre técnico que se le da a la elevación de senos. Esta cirugía nos permite también reducir el tamaño de la areola para dar un mejor efecto visual a la mama.

 

 

 

 

 

TIPOS DE CIRUGÍA

 

Para esta cirugía se pueden usar múltiples técnicas quirúrgicas cuya elección dependerá de la calidad de la piel, el volumen del seno, el tamaño y posición de la areola. Los tipos de cirugías están dados según la incisión realizada.

 

- Areolar

Esta técnica es utilizada cuando la caída es muy leve, donde se requiere subir de 2 a 3 cm. En este procedimiento la incisión es periareolar la cual permite elevar el seno. Además esta área presenta un proceso de cicatrización rápido, con buenos resultados y la cicatriz queda relativamente escondida

 

- Vertical

Se recomienda cuando la caída  y el peso del seno es mayor. La caída se corrige realizando una incisión vertical hacia la parte inferior del seno, de donde se retira un pequeño fragmento de piel  al igual que en la región periareolar para que dé una elevación natural, generando un efecto más armónico.

 

Para pacientes que tienen un volumen considerable en el busto, se utiliza una técnica un poco más invasiva, la T invertida. En este procedimiento se hace una incisión en la base o parte inferior del busto y se prolonga hasta el pezón reubicándolo, retirando la piel sobrante. En esta intervención las cicatrices son más visibles que en las anteriores, pero de igual forma se logra disminuir el volumen y dar un realce natural del busto.

 

POR QUE REALIZARME LA CIRUGÍA?

 

Existen muchas razones del por que realizar este procedimiento, pero básicamente está dirigido a las mujeres que quieren reducir el volumen de su busto, ya sea porque  les genera molestias en la espalda, después de una pérdida de peso considerable, luego de la lactancia ya que sus senos han sufrido una pérdida de tejido con una caída considerable o todas aquellas que no están conformes con su apariencia física y quieren mejorar su autoestima.

 

Piense en las expectativas que desea al realizarse esta cirugía, discútalas con su pareja o familia y con el médico que le realizará la intervención.

 

CUIDADOS POST OPERATORIOS DE LA CIRUGÍA

 

- Al finalizar el procedimiento se colocará un vendaje que será retirado solo cuando el médico lo indique y se requerirá el uso de un brasier especial.

 

- Se recomienda dormir con la cabecera elevada a 45° los primeros 3 días. Hacer caminatas cortas acompañadas de un adulto y en el momento de cambiar de posición, es importante que lo realice con ayuda de alguien y colocando una almohada o cojín de apoyo en la parte lateral del seno, se debe seguir las instrucciones de su cirujano plástico de manera puntual.

 

- Evite conducir los primeros 20 días, levantar los brazos y hacer esfuerzos innecesarios. Informe si presenta inflamación excesiva, dolor severo, calor local o secreciones. Debe realizar masaje a los senos frecuentemente de afuera hacia adentro, colocar  compresas  frías para reducir la inflamación y mantener reposo las 48 horas siguientes a la intervención para evitar complicaciones.

 

QUE ES NORMAL

 

El dolor es un proceso fisiológico, es una respuesta de alarma que se enciende cuando una parte del cuerpo sufre una  lesión. El manejo del dolor se realiza antes, durante y después del procedimiento. De igual forma la presencia de enrojecimiento e inflamación son normales dentro del proceso de recuperación y estabilización del paciente.

 

RESULTADOS

 

Los resultados para este tipo de cirugía son inmediatamente visibles y de larga duración, el nuevo tamaño ayudará a aliviar los problemas de espalda y dolor.  De igual forma atenuará las limitaciones físicas que se tenían, generara una mejoría significativa en la apariencia física, la confianza y el autoestima.

 

El tiempo estimado para este procedimiento es de  2 a 4 horas, con anestesia general. Las incisiones de la cirugía que dependerán de la técnica utilizada, se desvanecerán con el tiempo y serán más visibles en unas pacientes que en otras, dependiendo de la cicatrización de cada paciente y la calidad de la piel.

 

La cirugía  logra que los  senos se vean  firmes, reducidos  y más elevados. Es importante que la paciente tenga una visión clara de que es lo que está buscando con este procedimiento y lo más conveniente para ella. La prioridad siempre va a ser que los senos luzcan de forma natural.