liposuccion/lipoescultura

Hits: 11873

LIPOSUCCIÓN/LIPOESCULTURA

 

Normalmente la liposucción se lleva a cabo en el abdomen, caderas y en los muslos. Aunque también puede realizarse en otras zonas del cuerpo como: brazos, rodillas, tobillos, papada, glúteos o rostro.

 El objetivo fundamental es retirar la grasa corporal con el fin de eliminar la adiposidad localizada, celulitis, moldear la silueta del paciente y en menor medida reducir el peso corporal. Este procedimiento no es un tratamiento para el control de la obesidad ni el sobrepeso ya que el tejido adiposo no se extrae de todo el cuerpo, sino tan sólo de algunas zonas, siendo las más usuales el abdomen, muslos, glúteos, brazos y cuello.

 

TIPOS DE CIRUGÍA

 

- Convencional 

Esta técnica es la más común y la que más se utiliza en el momento. Consiste en aplicar una mezcla de líquidos con un vasoconstrictor directamente en la grasa que se va a retirar, lo cual reduce el sangrado y los hematomas, además ablanda el tejido graso para poder sacarlo a través de una cánula, permitiendo obtener buenos resultados.

 

- Micro Aire PAL ( Power Asisten Liposuction )

Esta técnica es realizada igualmente con infiltración de líquidos, lo que genera disminución en el sangrado. La característica de este procedimiento está dada por el dispositivo utilizado, el cual general movimientos en la cánula de modo anteroposterior, ayudando a la extracción de tejido adiposo con menor traumatismo que con una cánula convencional, disminuyendo la producción de fibrosis y lesiones de tejidos adyacentes.

 

- Ultrasónica o Vaser

Consiste en la introducción de una cánula con un dispositivo que emite ondas ultrasónicas directamente sobre el tejido adiposo, el cual rompe y emulsifica la grasa lo que produce el efecto de licuefacción del tejido. La adiposidad es succionada a través de una cánula convencional.

 

El ultrasonido es útil en zonas con abundante fibrosis como espalda, caderas y pectorales masculinos. Esta técnica disminuye notablemente la inflamación, morados y el dolor. Permite que el cirujano trabaje con más precisión y que se puedan moldear delicadamente las áreas de difícil manejo como la parte interna del muslo, brazos y cuello.

 

- Laser

Es un procedimiento invasivo conocido también como lipolisis laser, en el cual se aplica energía laser Nd YAG o Diodo. Esta energía, en pulsos cortos y con altos picos de poder, es capaz de destruir las membranas de los adipocitos y por efecto calórico directo desnaturalizar el tejido graso que se remueve luego por aspiración o se elimina a través del sistema linfático del organismo.

 

En la utilización de esta técnica se disminuye notablemente el dolor y la recuperación del paciente es rápida. Este procedimiento debe ser aplicado por un médico profesional con experiencia en el manejo de láser para poder lograr los resultados esperados.

 

POR QUE REALIZARME LA CIRUGIA?

 

Esta cirugía está diseñada para personas que deseen eliminar tejido graso. Los candidatos más frecuentes son los que han tratado de quitar esos gorditos con ejercicio, dieta y no ha sido posible o que quieren moldear su cuerpo y poseen un peso normal con piel elástica y firme que tienen pequeños cúmulos grasos en zonas muy precisas. Deben ser pacientes saludables, estables y realistas frente a las expectativas por los resultados del tratamiento. No se recomienda en personas con enfermedades crónicas.

 

CUIDADOS POST OPERATORIOS DE LA CIRUGÍA

 

- Durante las primeras 48 horas, el  paciente podrá manifestar cansancio y algo de dolor. Serán tratados con analgésicos, los cuales son formulados  por el cirujano.

 

- Una vez salga de la cirugía deberá usar una faja de compresión para disminuir la inflamación y ayudar a la contracción de la piel. En algunos casos, el cirujano recomienda dejar espumas especiales, para aumentar los beneficios mencionados. Esta faja se deberá usar según el criterio del médico. Regularmente su uso es de  3 meses, en los cuales durante los primeros 2 meses se debe utilizar de forma permanente, retirándola solamente en el momento del baño y en el último mes su uso es de 12 horas al día.

 

- El paciente deberá evitar todo tipo de actividades que demanden esfuerzo. Las equimosis y la inflamación suelen desaparecer después de 6 semanas. Se deben realizar drenajes manuales por personal entrenado para evitar colecciones e infecciones de las mismas.

 

Se recomienda contar con 5 días para poder reintegrarse a sus actividades laborales y personales. 

 

QUE ES NORMAL

 

La presencia de dolor, inflamación  de las extremidades y equimosis son respuestas que se presentan normalmente después de este procedimiento. El manejo del dolor se realiza antes, durante y después. De igual forma la presencia de enrojecimiento e inflamación son normales dentro del proceso de recuperación y estabilización del paciente.

 

Los pacientes que experimenten inflamación de las extremidades, deben tener en cuenta que desaparecerá pronto y mejorara colocando los pies en alto por unas cuantas horas diarias. La zona intervenida puede presentar equimosis y ocasionalmente puede que se acumule liquido debajo de la piel, el cual debe ser drenado por personal experto. Otra parte es reabsorbido por el organismo, si esto no ocurre, su cirujano se encargará de extraerlo.

 

Todo esto va desapareciendo con el tiempo y con las terapias postoperatorias que el médico indique.

 

RESULTADOS

 

El éxito de una cirugía radica en seguir las recomendaciones del médico y en que la decisión sea personal y realista en cuanto a lo que se busca con la liposucción. Sin importar la técnica utilizada, se encontrará un alto grado de satisfacción y de éxito en el procedimiento.

 

Se debe seguir al pie de la letra las recomendaciones del cirujano tales como el uso de la faja, drenajes realizados por personal entrenado, evitar la exposición solar y a agentes externos hasta que así lo indique su cirujano, para de esta forma obtener un mejor proceso de cicatrización. Se recomienda una alimentación balanceada y controlada, así como la actividad física como rutina de vida.